jueves, 15 de febrero de 2018

Tributo a dos ciudades: Larache y Tánger

El escritor larachense de origen sefardita, León Cohén Mesonero, nos trae un nuevo relato de las dos ciudades donde vivió, ambas similares pero diferentes, Tánger más internacional,Larache más provinciana. Si algo caracterizó a Larache fue su solidaridad, dice León que no nadabamos en la abundancia pero tampoco pasamos necesidades y creo que es extensivo a todos.
  De esa primera infancia destaca sus olores, culantro como decíamos allí, pinchitos, yerbabuena, al pan que salía de los hornos y cómo no del Camel, aquellos cigarrillos americanos tan populares en aquellos años.
  León que en el texto aparece como Aliosha fue un niño feliz,creo que todos los que allí vivimos lo fuimos, por eso nos podemos identificar fácilmente con lo que cuenta.
  En  ambas ciudades hubo respeto a las tres religiones, también había gnosticos, aunque de estos no se hablaba,pero todos tenían su espacio.Concuerdo con León en que Tánger fue más un estado de ánimo, así lo he visto yo en las distintas ocasiones que visité la ciudad.
                          -----------------------------------
   Larache es definida como tierra de angulas, turmas y sábalo,muchos no sabrán de la turmas, yo oí hablar de ellas pero nunca las probé, imagino que son las trufas negras que hoy son tan codiciadas y el sábalo manjar bíblico.
     Leyendo rememoro momentos, los almacenes Pulido, Bata donde me compraban las zapatillas para el baloncesto y como no Pepe el Indio, allí compré en cierta ocasión un jersey que un día de mudanza salió y no hace mucho,estaba nuevo porque nunca llegué a estrenarlo. Un personaje muy larachense fue "pesetilla"no recuerdo su tienda pero si a él, parece que lo estoy viendo, con su sombrero y su enorme panza. Y como todo libro que se precie tiene sus sorpresas, no sabía que Juan III de Orleans, Duque de Guisa reposaba en el viejo cementerio del matadero; tampoco sabía que Joan Crawford había sido  accionista de la Cia del Lukus.



   De Tánger me quedo con la carta de Juanita Narboni,ese, wo, wo, donde caí, ¿qué es esto?,, recuerdo haberlo oído en alguna ocasión. Los almacenes Kent y el Monoprix, símbolos del Tánger internacional, desaparecieron sin que nunca supiéramos por qué.Totalmente de acuerdo con la descripción que haces de Porte, aquello parece un lugar vacío hasta de pasteles.Tu relato de Tánger me ha gustado mucho y además me ha puesto melancólica.
     Pero no voy a seguir desvelando los secretos que León cuenta, así que os animo a comprar el libro.
 
León Cohen Mesonero es catedrático de Universidad en la rama de ciencias químicas, tiene publicados varios artículos sobre su especialidad y varios libros de distintas temáticas.

Otros libros del autor, pinchando en este link.

http://www.librosenred.com/autores/leoncohenmesonero.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una lealtad real. Manuel Prado y Colón de Carvajal.

Salen a la luz las memorias de Manuel Prado y Colón de Carvajal. Pidió a la editorial que esperara a su fallecimiento para publicarlas, ...