sábado, 26 de diciembre de 2015

Serrano Suñer, valido a su pesar. Resumen y comentarios.

A pesar de que su nombre se  oía en la  España  de los 40, Suñer es un personaje poco conocido y en estos últimos tiempos, si se ha hablado más de él fue  por el affaire sentimental harto conocido ya,  con Sonsoles de Icaza Marquesa de Llanzol.

Era persona de espíritu crítico e inteligente, lo primero rara avis en la España que le tocó vivir. Suñer levantaba pasiones en aquella iberia amorfa y anodina, quizás por eso Franco lo admiraba, porque tenía ese algo secreto del que él carecía (  comentario  mío) el autor lo califica de dandi que sabe mirar desde la distancia manteniendo su criterio y su estilo. Merino  define al dandi como la persona hombre o mujer que sabe mantener su criterio y siente repugnancia por la tiranía, la grosería de lo vulgar y que hace caso omiso a la envidia. Bueno es la opinión del autor que yo transcribo tal cual, sobre el dandismo hay otras opiniones y sobre la repugnancia de Suñer a las tiranías hay también otras opiniones.

Para el autor fue el arquitecto del Movimiento Nacional y le paró los pies al mismísimo Führer, la historia la escriben hombres y opiniones históricas hay para casi todos los gustos ( comentario mío) para el autor fue un disidente del franquismo y su más ilustre adversario, si esto fue así pasó bien desapercibido. Sobre el porqué Franco lo despoja de todo poder hay otras opiniones de historiadores, y el motivo según otras voces fue el asunto con la Marquesa, para el autor este último asunto fue uno más. Cuando al régimen le vino bien, dice, cargó sobre Suñer, el pecado de germanofilia, la versión que yo conozco también está en esta onda, fue germanófilo y pro nazi (*) quizás por eso Merino  reconoce que Ramón tampoco era el venerable anciano de los últimos años, posiblemente hubo varios Suñer.

(*) Es posible que con los años  quisiera quitarse ese san benito, Borras que fue quien editó sus memorias piensa que algunas cosas pudo inventárselas para justificarse.

Pero si hay algo en lo que destacó fue en la abogacía, nunca se quitó la toga de abogado y aquí varios autores nada complacientes coinciden, también tenía carisma, un carisma que conservó hasta su muerte.

Con Zita y dos de sus hijos

El encuentro entre el autor del libro y Don Ramón fue en 1989 en una conferencia de Hugh Thomas: Lo encontré locuaz, irónico y divertido, había sido ministro de asuntos exteriores con Franco y sus escritos fueron elogiados  por Azorín, Marañón y Menendez Pidal, sabía además que en aquellos años dorados los uniformes que llevaba no eran militares sino de atrezo ( de este asunto me enteré hace poco leyendo sobre él por otro lado) lo cierto es que los uniformes le sentaban bien, tenía porte y los lucía, cuan lejos del cuñadísimo que se pusiera lo que se pusiera resultaba repelente. En la conferencia que dio habló de su pariente (Franco) y del taimado Hitler, del grosero Ribemtrop, del impertinente embajador alemán cuyos desplantes tenía que soportar en su despacho y fue aquel día cuando quise conocerlo más.

Hasta que cumplió los 100 se interesó por todo, pero con el cambio de siglo hubo una suave rendición ante la fugacidad de la existencia. Suñer había sido el hombre mas deseado en la España de los 40/50, conseguirlo era un trofeo para las Damas.


Las ideas de su gran amigo  Jose Antonio Primo de Rivera le parecían excesivas, Jose Antonio planeaba una reforma agraria, la total nacionalización de la banca, había también un paganismo inicial que supuso una confrontación con la iglesia, pero Suñer no se consideró lo suficientemente revolucionario como para pedir el carnet de falange, (muchas veces se ha dicho que las ideas de falange no divergían tanto de las de la izquierda)

Algunas notas biográficas:
Nació en Cartagena de ascendencia catalana y valenciana, pero llegó a ser un ilustre madrileño, ganó las oposiciones para  abogacía del estado y fue destinado a Zaragoza donde conoció a Zita Polo. Cuando llegó la victoria a Ramón no le gustó el excesivo culto a la personalidad del Caudillo ni el papel que la Iglesia iba adquiriendo.

Fue el creador de la Agencia EFE y la ONCE.Según se cuenta en el libro, como ministro de asuntos exteriores consiguió parar los pies a Hitler, tomado por furibundo nazi distaba mucho de serlo ( yo siempre lo creí) la política de Serrano fue de amistad y resistencia con los alemanes.

El régimen tomó un giro con Carrero Blanco, Arrese y Dña Carmen Polo como instigadora , cualquiera que pudiera hacer sombra al Caudillo era apartado, así comenzó el aislamiento de Suñer: Era mujeriego, tenia amantes ( yo tengo entendido que esto es verdad, pero hay cosas donde un gobierno no puede entrar, ni mucho menos la primera Dama, también la esposa de Carrero tuvo un amante) la malicia de Dña Carmen no tenía paragón, así fue tildado de amoral, tampoco había sido amigo intimo de Jose Antonio tal y como se afanaba en contar, el nuevo falangismo acuñado por el régimen era oportunista. El monopolio que ha ejercido la iglesia católica sobre el alcance semántico de este sentimiento personalísimo ha motivado que existan dudas en el mundo profano, hubo un abuso léxico por parte de la religión ( palabras textuales del autor) hay personas que nacen con vocación de servicio a una causa y que a veces tienen que sufrir coacciones y negativas de familiares.

¿ No fue germanofilo?

En opinión del autor Serrano Suñer compartió una mentalidad hecha de leyes y de servicio público como en Gran Bretaña y Francia pero ajena a la mentalidad española, siguiendo con lo que el libro narra entre Ramón y Zita hubo entendimiento, mujer inteligente, discreta, dotada ..dará muestras de entereza y carácter en muchas ocasiones incluso cuando el codiciado Ramón era un trofeo para las Damas.

Tanto Serrano como Jose Antonio eran católicos fervientes, pero no querían que la religión se interpusiera en sus intereses políticos, por eso se negaron a la creación de un sindicato católico, Jose Antonio trabajaba para pagarse sus estudios lo cual era una extravagancia en aquel medio, siendo hijo de quien era, lo hacía como traductor. En la España de Franco se negó por activa y por pasiva la amistad que hubo entre Ramón y Jose Antonio.

Suñer comenzó su actividad profesional como abogado del estado en Zaragoza y también ejerció la abogacía de forma libre, es en Zaragoza donde Ramón conoce a Zita en casa de los Polo, la describen como una belleza espiritual ,frente a la distante cortesía de su hermana Carmen, cuando se levantaba era imposible no seguirla con la mirada ( asi la describe Ramón) los franco se dieron cuenta del feeling entre ambos y los dejaron a su aire ( este comentario desmontaría lo que Pilar Eyre cuenta en su Franco Confidencial (2) donde  dice que Carmen Polo estaba enamorada de Ramón y creía que iba  allí por ella).

(2) El libro de Eyre se encuentra resumido en este blog


Cuenta Suñer que Jose Antonio no tuvo suerte con las mujeres y que su relación con Pilar Azlor Aragón hija del Duque de Villahermosa y Luna no prosperó porque al padre de ella de rancio abolengo le pareció poco Jose Antonio siendo como era heredero del Marquesado de Estella , pero se sabe que esto es falso y Don Ramón miente como un bellaco, esa fama de ángel asexuado que algunos le quisieron dar no es cierta, la realidad es bien distinta, Jose Antonio era mujeriego y tenía relación con una mujer de origen belga llamada Elizabeth Bibesco con fama de tener ciertas habilidades sexuales, el padre de Pilar sabía de esto y le prohibió a la hija que continuara con él (comentario mio)

Al parecer Suñer defendió a miembros de la CNT ( el sindicato anarquista) porque le resultaba muy atrayente y entre sus amistades había republicanos..

Ramón y Zita se casaron en1931 y su matrimonio habría de durar mas de 60 años, por aquel entonces hablaba mucho con Franco que ya me trataba de cuñado y me hablaba mucho de las trifulcas militares que a mi me aburrían.

En esta biografía hay también un repaso a la historia de España, la estructura de la misma me recuerda a la que recientemente leí de Rasputín. La dictadura de Primo de Rivera, la caída de Alfonso XIII, el “levantamiento nacional”…

Entre Jose Antonio y Franco no hubo simpatías, hubo dos entrevistas y una carta, ni se conocieron, ni se entendieron ni se gustaron, pero el retrato de Jose Antonio presidió muchas aulas junto al de Franco ( misma historia Castro/ Guevara, salvando las distancias) para Franco, Jose Antonio era un señorito con ideas modernista, pero en 1937 se afilió a Falange, el Vaticano reconoció al Caudillo como jefe moral de la nueva España y hubo Monseñores en las instituciones de gobierno.

En la Iglesia desconfiaban de falange porque la veían muy materialista, preferían al Caudillo porque todo lo dejaba en manos de Dios, así la enseñanza privada fue monopolio de la Iglesia, hubo prestaciones económicas para el sostenimiento del culto y el derecho de familia se basó en el Derecho canónico hubo algún arzobispo sensato como Pla y Daniel que denunció los excesos religiosos del régimen, el pueblo le llamaba su Menudencia, porque era diminuto.

Cuando estalló la guerra Suñer fue recibido por Ribbentrop como correspondía al hombre fuerte del régimen, según lo describe Serrano era un hombre lleno de afectación y no gustaba a nadie, mostraba constantemente una vanidad muy acorde al sentimiento de superioridad de los nazis, la entrevista fue un martirio, de Hitler dijo: No era imponente pero hacía imponer, tenía unos ojos diabólicos y cierto magnetismo en la mirad,amaba la soledad y era sobrio y vegetariano se mostró sin artificios.

 El trato que recibió del Führer fue el de un amigo,haciendo le participe de sus dudas, también visitó algunas mansiones de jerarcas nazis donde había un lujo desmesurado pero a Suñer se le olvidó decir que lo llevaron al celebre Salon Kity, las mujeres que allí trabajaban no se sabe si eran espías profesionales o prostitutas que habían sido instruidas en el arte del espionaje para  sacar información, había micrófonos y cámaras ocultas y todo un entramado en el sótano donde hacían la grabación.

Serrano es presentado a Hitler.

El encuentro en Hendaya , sus viajes por tierras nazis donde pudo conocer un sinfín de lugares, sus distintos encuentros con Ribbemtrop y Hitler, las noches en el albergue de Berchstesgaden,,, se hace largo para un resumen.
                                                              
                                                    

                                                                                                                                                                                                                                      Sonsoles   de Icaza                                                               
En 1942 nació Carmen Diaz de Rivera, fruto de su  relación con Sonsoles de Icaza ,Marquesa de Llanzol, el asunto era la comidilla de todo   Madrid, se conocieron en el 38 en Burgos pero no fue hasta 1940 cuando comenzó la tormentosa relación. Se enamoró, no fue una relación más. Cuando hablaba de ella decía: Tenia Ud que haber la visto.Primero fue un arrebato, luego pasión y llegó el enamoramiento-

Cuando Merino le preguntó directamente por Carmen fruto de la relación de Sonsoles y Ramón, Suñer dijo que no habían hablado mucho, que le hubiera gustado pero no había sido  posible, el Marqués de Llanzol perdonó la infidelidad a su mujer y se hizo cargo de la niña ( Yo tenia entendido que la relación duró 17 años o así consta en otra biografía)

Sonsoles era una mujer de temperamento frío aunque tuviera una pasión desbordada, su capricho era la ley, tenía un gusto extraordinario y fue musa de Balenciaga, estaba acostumbrada a imponer su voluntad y cuando conoció a uno de los hombres mas poderosos de España lo quiso para ella.

¿ Como era?

Fascinante, extraordinaria, poseía un halo que la hacía distinta a las demás.

¿Perdió la cabeza por ella? Si, así fue.

De todas las relaciones que tuvo Ramón esta fue la única que le molestó a Zita, porque la gente hacía comparaciones entre Zita y Sonsoles y porque Ramón se enamoró. Zita le decía a su esposo: Ramón sal y diviertete yo prefiero la casa, (3) y Ramón con 40 años se lo tomó al pie de la letra , fijese si estaría ciego con Sonsoles que la lleve a los toros en coche descubierto.En aquellos años era normal que los hombres llevaran a los toros a sus amantes y no a sus esposas, es lo que cuenta Merino.

(3) ¿ Esto es cierto?  ¿La mujer le dio carta blanca? Hay cosas que cuesta trabajo  creer.

Carmen Díaz de Rivera, una vida marcada por la tragedia, fue musa de la transición y se la relacionó con Suarez. Guarda un enorme parecido con quien fuera su padre.
Merino en un momento dado se hace una pregunta sobre D.Ramón.

Pero llegó un momento en que comencé a replantearme mi visión hacia él: Arquitecto del régimen franquista sin admirar a Franco, defensor de falange sin ser falangista, conciliador teórico pero intransigente en la practica ¿ Podía estar en la frontera del oportunismo y la hipocresía?

Estando Carmen Díaz ya muy enferma la llamó para decirle lo mucho que había querido a su madre y que era normal que ella hubiera nacido de ese amor, pero no hubo mas llamadas por parte de Ramón, en cierta ocasión Merino se acercó a su domicilio para decirle que Carmen estaba ya muy mal y que esperaba una llamada suya, llamada que no tuvo lugar, cuando el autor le comunico su fallecimiento comentó: ¡ Que pena! Pobre mujer!, no se sintió abatido, las palabras de Serrano me parecieron de una frialdad devastadora , salí de allí indignado. Para aquellos que no lo sepan Carmen se enamoró de un hijo de Ramón sin saber que eran hermanos, la tragedia se abatió sobre ella por partida doble, pero de esta historia ya hablé en otra ocasión y no voy a volver a hacerlo.

Tenía 102 años cuando dejó este mundo en 2003.

Me quedo con una frase del autor : Las cartas que reparte el destino. Muchos escritores han utilizado esta frase que a mi me parece muy certera.

Nota final: Lo de Suñer no se como llamarlo, no fue franquista, ni falangista, ni germanofilo, pero fue la guinda del pastel en los años duros del régimen, no quiso entrar en la guerra pero fue unas cuantas veces a entrevistarse con los  máximos responsables nazis, Hitler incluido, esta es la versión  del Don Ramón y el autor la transcribe tal cual se la cuenta,hay otras opiniones, porque sobre Franco y su papel en la segunda guerra mundial se ha escrito hasta la saciedad.

Otros historiadores han dicho que Franco no entró en la guerra porque pidió Gibraltar y parte del Marruecos Francés, y Hitler le dijo que no, también es cierto que el taimado Hitler y el insoportable Ribbemtrop querían una entrada de España en la guerra practicamente a cambio de nada y era lógico que Franco se negara.

 Pero si D.Ramón no fue falangista, ni franquista, ni germanófilo¿ Que fue ?  Ahí queda la pregunta, yo mi opinión me la reservo.