viernes, 20 de julio de 2018

Trece teorías de la naturaleza humana.

Este libro que os traigo y os propongo como lectura no lo he leído, si ojeado en la biblioteca, es un libro para mentes inquietas y que se hacen preguntas. Yo he leído algo de filosofía, pues cuando estudie Filosofía y Letras había dos años de filosofía, algunos piensan que la filosofía es inútil, y de hecho cayó en picado en los 80/90, hoy vuelve a resurgir aunque de forma modesta.
  El libro analiza a casi todos los autores que se han adentrado en la naturaleza humana, desde Aristóteles hasta Kant. Y se hace una pregunta ¿ que hace al hombre diferente? para cualquiera que sea creyente en algo más allá que la simple materia, la respuesta sería el alma, y creer en el alma es en definitiva creer en algo superior, llámese Dios o gran arquitecto del universo. 
Para muchos entre los que me encuentro y por experiencias vividas estamos seguro de que fuera del armazón que nos mantiene en pie, hay algo más, algo intrínseco y difícil de definir y ese algo es lo que nos diferencia de los animales, aunque hay mascotas a los que solo les falta hablar.

jueves, 19 de julio de 2018

La trampa de la diversidad.

Si hace poco escribí un resumen de un libro recién salido de imprenta, titulado:Contra la izquierda, escrito desde la izquierda, ahora traigo este otro también escrito desde la izquierda, y al autor se lo están comiendo vivo desde la izquierda.

Yo hace tiempo que vengo viendo el maremagnun cultural que hay organizado en toda Europa, pero tienes que estar callado para que no te tilden de insolidario y racista, ahora Daniel Bernabé se atreve a decir con este libro lo que un sector de la izquierda no se si tan minoratário piensa pero calla. Y voy al grano.

Dice el autor: mientras que los movimientos revolucionarios se esforzaron por buscar que era lo que unía a personas diferentes, el activismo del S.XXI se esfuerza por buscar las diferencias de las unidades, el estado del bienestar está finiquitado y la izquierda se ha convertido en un activismo de calle y distanciada del ciudadano medio. La izquierda no debería estar para grupos minoritarios, pero al final se ha convertido en eso, porque sus postulados están lejos de la realidad.

La izquierda ha aceptado el relativismo cultural y en cierto modo los valores neoliberales, la sobre valoración del lenguaje y de lo simbólico.Dice el autor que una mujer feminista le dijo, que si bien estaba de acuerdo en lo general no hacía falta montar aquella polémica, porque el autor antes que el libro publicó un articulo que escoció, pero no toda la izquierda es activista callejera reivindicando la ultima genialidad, y asi Pascual Serrano le pidió que escribiera el libro sobre el articulo publicado.Existe una izquierda más allá de la social democracia y el activismo callejero.

La trampa de la diversidad es un ensayo sobre el desbarajuste en que se vive. En Estados Unidos e Inglaterra ya se ha escrito sobre este tema, porque en E.U también existe una izquierda aunque esté "oculta".Continua el autor diciendo que la gente habla de neoliberalismo para no emplear la palabra capitalismo, cuando es lo mismo.

Analiza también el periodo Thatcher, su unequal significa desigual, este unequal perseguía la desigualdad y es lo que hay a dia de hoy, algo que muchos adoran, que haya una clase rica dominante y una clase trabajadora cada vez más fustigada, asi las desigualdades sociales comenzaron a verse como diferencias positivas.La segunda parte es muy interesante el autor analiza de como intentamos marcar nuestras diferencias con el vecino de forma incluso exagerada y la política se ha convertido en identitaria, ya no actuamos de la forma que somos sino de la que nos imponen.

Este mercado de la diversidad adquiere adquiere cuotas de tragicomedias en palabras del autor, que añade que no está en contra de la diversidad pero que deben ser replanteadas. La contraposición entre luchas materiales e identitarias es absurda.

Dice el autor:¿Sabían que los homosexuales alemanes son votantes de la extrema derecha? yo no lo sabía pero no me extraña, he conocido a dos, y son votantes del Pp añoran a Franco.

Yo me alegro que dentro de la izquierda haya voces y sobre todo mentes que ven lo que otros no quieren ver.

Nota de la autora del blog: lamentable dentro de la izquierda existe un sector amplio que se mueve por consignas y símbolos algunas veces caducos sin querer ver más allá de sus narices- Solo hay que ver lo que sucedió hace dos veranos cuando un grupo de mujeres entraron a bañarse con "trajes de buzo" y el feminismo radical y de izquierda lo aplaudió. Es un ejemplo, existen muchos más, como la loable acogida de todo aquel que llega a nuestras costas auspiciados por mafias y Europa está negociando con ellos vía Libia. Dentro de estos grupos de izquierdas hay gente que ni ha leído libros de izquierda ni de nada, han recibido unas consignas y se han lanzado a la calle. Dice algunos autores que esto no es lo que quiere la clase trabajadora ni la clase media, y está derivando a un populísmo de extrema derecha. Hace un par de años en Francia habló un lider del Part socialista francés y lo que dijo escoció a un sector de los suyos, la Francia laica que es la que él reivindico está "asustada"hay barrios en las periferias de las grandes ciudades donde ya no vive ningún occidental y si entra una mujer con un pantalón algo ajustado es victima de insultos, y esto hay que tolerarlo según algunos. 

                        Aparte del barullo callejero hay otra izquierda.




Dr.Zhivago y Boris Pasternak.

A Pasternak se le conoce solo por ésta obra, a pesar de que su producción literaria es más amplia,fue poeta antes que novelista. La hist...