martes, 4 de agosto de 2015

Desfile de ciervos: Manuel Vincent.- Resumen y comentarios


En estos últimos años se ha puesto de moda entre algunos escritores ( afortunadamente no todos) poner un  título a las obras que desprendan cierto enigma, como por ejemplo: tus ojos en mi rostro, blanca es tu mirada son solo algunos ejemplos, si yo veo el titulo sinceramente no tengo idea de que va el tema, a veces la sinopsis tampoco dice mucho, cuando una editorial es incapaz de decir de que va un libro malo, quizás de ahí surgió la idea de hacer este blog, haciendo un resumen y critica, a partir de ahí se puede saber si interesa o no, pero no es el caso de Manuel Vincent de quien ya leí dos de sus obras anteriores.

El titulo del libro lo dice todo ya solo verlo sabía  más o menos de que podía ir y además la carátula es bien explicita.

El relato comienza con una cita de la familia  Real en casa de un fotógrafo ( van entendiendo de que va) cuando la familia al completo llega a casa del pintor con toda la parafernalia habida y por haber, helicóptero haciendo un zigzag para inquietar al vecindario, coches negros con guardaespaldas también de negro, el pintor sale a recibirlos al dintel de su puerta y el Rey campechano le espeta: Joder el cabrón de Tassoti le ha roto la nariz a Luis Enrique, nos han robado el partido ( estamos en 1994 y se juega  el mundial de futbol) les  acompañaba Javier de Sosa, el Rey le dijo: A ti te tengo ya muy visto, Sosa le comentó yo a Ud también en las monedas y billetes pero menos de lo que yo quisiera ( un buen gol le marcó) y ahí comienza el retrato de la familia Real.

El Rey siguió con los chascarrillos y la Reina se interesó por unos membrillos podridos que había dentro de una vasija iban a ser pintados pero fue dejando el asunto y al final se pudrieron.

El retrato de la familia real se haría desde el Palacio de Oriente , allí quedó instalada la tela frente a los jardines del Campo del Moro. El fluido  que se deslizaba sobre aquellos rostros le impedía tomar una decisión, el pintor retrató sobre foto ningúno de ellos posó.

Vincent cuenta con cierto humor como en aquellos años corría el rumor de que un meteorito de dimensiones gigantescas se iba a estrellar sobre España,, el meteorito llegó bastante tiempo después y no vino del espacio sideral. En estos años el Rey reinaba en todo su esplendor, mataba osos drogados (palabras del autor) ciervos y todo lo que se pusiera a tiro, tenía amantes y hacía negocios sucios pero todo le era perdonado.
----------------------
En el 95 lo mismo que había ojeadores de toros también los había de parcelas, Amselmo Catarí antiguo tratante de ganado ahora se dedicada a la trata de fincas, solares y barrancos en venta, sus formas de hacer negocios eran en algún puti club de la zona, comida con langostinos y luego un polvo a la rusa, pago yo decía. Y mientras el litoral se había convertido en una plantación de grúas y poleas.
----------------------------------------
Hay un esbozo sobre  la boda de la infanta Elena y esposo quien no sale bien parado de la pluma del autor, pero para aquellos que quieran saber la descripción que hace tendrán que leer el libro. En cuanto al príncipe lo define de la siguiente manera: No se parecía a su padre, no era tan castizo, ni tan chistoso, ni tan simpático ; de la Reina comenta su hieratismo, altivez y profesionalidad, al príncipe nunca se la ha visto rodeado de toreros y riendo las gracias de flamencos, tampoco le gusta llenar de plomo la barriga de los ciervos y ha sabido elegir a la pareja adecuada para reproducirse.

 Cuenta Vincent que hasta no hace mucho los recién casados tenían que enseñar un pañuelo desde el balcón para demostrar que la Reina había sido desflorada con normalidad y el pueblo aplaudía ¡¡ que le gustan estos tinglaos a los españoles !!

En aquellos años locos de la  década de los 90 había un prostíbulo famoso en la ruta del bakalao se llamaba el Venado, un “chiringuito”de lujo bien organizado, las chicas venían en autobús desde Valencia y luego eran devueltas, el dueño del prostíbulo parecía educado e inofensivo pero era de armas tomar, el entonces director de los informativos Javier Sosa estaba haciendo un reportaje sobre prostitución de carretera y una tal Mabel le iba explicando a Javier las “características” de cada una, había una japonesa con un secreto en las manos que curaba la impotencia en señores ya mayores, al parecer es un arte milenario en Japón y aquí el autor hace un comentario concerniente a Javier de  Sosa (ya fallecido) que me parece innecesario y no voy a reproducir, no todo es contable en un libro, yo creo que la libertad tiene unos límites. La intimidad de la persona  está demás en cualquier obra literaria

Iñaki y la infanta: Se conocieron en un partido de baloncesto, según todos lo que han hablado del asunto fue ella quien le echó el ojo, quiso conocerlo y siempre hay alguien dispuesto a las presentaciones, son las ventajas de ser hija de Rey, Iñaki no lo dudó.

Letizia: Después de un matrimonio de un año comenzó la escalada, se presentó para presentadora de informativos, Francisco Basterra director de los informativos la había escogido entre un centenar de candidatas.

Volviendo al Monarca aparece un hijo hasta ahora desconocido para la mayoría: Albert Solá Jimenez que regentaba un bar de tapas en la Bisbal D’ampordá, nacido en 1956 cuando todavía era un cadete, la madre hija de banqueros lo dio en adopción, también habla de una hija belga Ingrid Sartiau nacida en el 66.
Apostilla Vincent que la realeza no es más que el privilegio de no ser normal ( realmente no lo son)


El autor

Después de un breve esbozo sobre los 90 el autor se sumerge  ya en el 2000, haciendo un repaso a lo que han sido estos años, grúas por doquier, se puede decir que España se convirtió de la noche a la mañana en el país de las grúas, eran los años de fiestas por aquí y por allá, bodas, bautizos, comuniones todo regado con buen vino, la gente se compraba los pisos en Marina D’or ciudad de vacaciones, en aquel erial de Oropesa del Mar se iba a levantar una Venecia de cartón piedra, el buen gusto aquí había sido ofendido y degradado.

Un poco más arriba de la geografía española se herejía Terra Mítica donde hubo un parque antaño de pinos y monte bajo, pero una mano bien pagada le prendió fuego, eran años de “esplendor”, visita del Papa patrocinada por el arroz la fallera, la fiesta de la tomatína llegaba a su punto álgido formando parte del almanaque de fiestas patrias, una nueva marca de la hispanidad saliendo en los telediarios de medio mundo, la fiesta atraía a gente de Japón y hasta  Australia.

Hay momentos en que en  el libro hay un poco de chismorreo. Esto sucedió en una capital castellana, había un personaje muy conocido D. Salvador, un caballero con mucho apellido, era una personalidad muy conocida en medios eclesiásticos, pues presidía una asociación de familia cristiana pero un infausto domingo D. Salvador fue a misa con su señora e hijos , luego fueron a la pastelería a comprar tocinos de cielo y posteriormente a comer a casa, después de la comida D. Salvador que tenía casi 70 años salió para encontrarse con los amigos, era cierto que en el casino de labradores tenía una tertulia pero solía llegar a ultima hora, los domingos a las 4 de la tarde tenía una cita en la calle Recoleta, lo que sucedió después pertenece al secreto del sumario, a las 4:30 de la tarde la joven que vivía en aquel apartamento estaba degollada, había sangre por todas partes, cuando llegó el abogado le tranquilizó como si no hubiera ocurrido nada, hay muertos sin importancia y que no merecen que sus asesinos tengan castigo.(el comentario es mio)

Ludmila era una joven rusa de 30 años con la que mantenía una relación desde hacía dos,  había perdido la cabeza por ella y no soportaba que en aquel piso que él pagaba recibiera a otras personas, aunque estos fueran familiares, pero se había enterado que Ludmila era una especie de Madama que tenia chicas de lujo trabajando para ella, D. Salvador descubrió una especie de agenda con nombres de distintas personalidades incluidas las eclesiásticas.

 D.Salvador decía: Mia o de nadie, muy propio del macho ibérico. Cuando la policía comenzó a marcar los números de teléfono que tenia en la agenda la rusa se encontró con alguna que otra sorpresa, en una de esas llamadas alguien le respondió al otro lado del teléfono: Secretaría del obispo, digame. D.Salvador estaba en gracia de Dios y fue perdonado por todos.

El viaje de Zapatero a una reunión del G 20 con toda la familia al completo y las hijas vestidas de gótica que causaron horror a los americanos, pero no nos olvidemos que Spain is different.

La iglesia no queda exenta en este repaso, personajes como Marcial Maciel que siempre tuvo buena acogida en nuestro país y donde el Vaticano estaba bien enterado pero miraba para otro lado, porque la Iglesia dice que la pederastia es un grave pecado pero no un delito.

 Desfilan políticos como Maragall, el erotismo independentista catalán, los Pujol los de toda la vida, la herencia que le dejó el padre, yo soy de las que pienso que cuando no se puede mentir en condiciones ( que a veces es necesario por multiples razones) es mejor coger al toro por los cuernos y asumir la responsabilidad por dura que sea.  El patriotismo es el último refugio de los canallas, lo vemos a diario no solo en España sino en otros países, o estás conmigo a muerte o eres un traidor a la patria, las dictaduras pueden tener distintas caras.

No podía faltar algún comentario al Rey emérito que ahora llevaba un vida tranquila, sin obligaciones, sin esposa, un Rey itinerante de restaurante en restaurante y tiro porque me toca.

Este libro es una especie de cajón de sastre  donde cabe todo. Historias sacadas de aquí y de allá con un personaje como hilo conductor: Javier de Sosa y su enfermedad como telón de fondo. Da la sensación que está escrito por encargo de la editorial y con plazo de entrega.  De la obra de Vincent me quedo con su Jesús Aguirre, solo puedo decir que me encantó y me reí, aqui os dejo el link con el resúmen.


http://biografiasyotroscuentos.blogspot.com.es/2014/05/jesus-aguirre-no-tan-magnifico.html