miércoles, 2 de noviembre de 2016

El ocaso del aristocracia rusa-





El ocaso de la aristocracia rusa era un libro de lectura obligada, por investigaciones que llevo a cabo. El autor hace un recorrido por la Rusia de la revolución, comentandonos historias acaecidas en aquellos años.Cuando el autor intenta bucear en archivos rusos se encuentra con un muro infranqueable y quizá cierto desconocimiento por parte del funcionario de turno.

Dice el autor que la Rusia de principios de siglo avanzaba hacia la modernidad,había cifras de crecimiento industrial, la linea de ferrocarril se duplicó, en 1903 ya había algunos cines funcionando, desde 1880 había teléfono y ese mismo año San Petersburgo tenía ya 3.000 farolas eléctricas y en 1914 se había convertido en la quinta potencia mundial, pero seguía siendo una sociedad feudal, su estructura social se asemejaba a una pirámide. El 80% de la población era campesina, en lo alto de la cual se encontraba el emperador que gobernaba de forma autocrática, entre medio el clero y una clase social alta ,aunque había distintos rangos, lo que se conoce como burguesía era algo inexistente. Cuando Nicolás accedió al trono no estaba preparado para ello, la noticia le cogió en Crimea, era hombre indeciso y eso para un gobernante es nefasto.

La aristocrácia rusa tenía un nivel de vida muy alejado del pueblo medio,no ya del campesinado, pues estos vivían en la miseria. Entre las normas estaba el cambio de sabanas diario, eran de lino de excelente calidad y llevaban siempre bordadas la inicial, las toallas se cambiaban cada vez que se utilizaban , las servilletas llevaban tejidas el escudo de armas de la familia, para tener todo esto en orden, hacía falta un ejercito de sirvientes, que estaban constantemente lavando. Había una persona encargada de poner una alfombra a la salida de la puerta para que los zapatos no se ensuciaran.

Desde la Rusia de 1900 hasta la revolución de Octubre. Las vicisitudes de una clase. Incluyendo la historia de algunas familias.