viernes, 30 de diciembre de 2016

La peste.-Albert Camus

En este siglo XXI nos hemos olvidado de leer a algunos autores clásicos. Hace unos días un vecino me dejó un libro : La guerra de las Galias, él lo había leído, aquello motivó una conversación mas ardua, los políticos actuales no leen a Maquiavelo por poner un ejemplo, ni a los clásicos como Aristóteles o Platón, sino que cogen un resumen de un resumen, al final no has leído nada. 

Leer a Camus siempre es aprender algo, en este caso un repaso histórico por el Argel francés.

  
  La historia esta ambientada en Argelia, concretamente en Oran, durante una epidemia de peste. El autor nos hace un recorrido por la ciudad donde por cierto había muchos españoles y lo que sucede durante la epidemia.Nos remontamos al año 46, en un Oran francés pero con una comunidad española importante. Las epidemias de peste en Oran son algo relativamente frecuente a pesar de estar en pleno siglo XXI,(*) en 2003 hubo un brote que gracias a la evolución de la medicina fue erradicada rápidamente, sin llegar a mayores consecuencias.

  La aparición de ratas muertas que salían de sus escondrijos para ir a morir en plena calle y la muerte de un portero son el detonante de la historia. Durante la epidemia la ciudad quedó aislada, el puerto de Oran lugar de habitual trasiego quedó muerto, ninguna barco atracaba, tampoco podía salir nadie de la ciudad, había un control policial. Muchos comercios cerraron y la gente al estar inactiva se lanzó a la calle, en una ciudad de unos 200.000 habitantes en aquellos años, todo esto resultaba inhabitual. Los grandes ganadores fueron los cines,la gente se lanzó a ver películas; también los cafés hicieron su agosto,estaban llenos las 24 horas del día; en aquellos años había una idea y es que el alcohol mataba los microbios. La historia de lo que acontece en la ciudad es narrada a través de la perspectiva de un médico que es quien tiene contacto con los enfermos y quien va haciendo la estadística.


(*) En la actualidad sigue habiendo peste en determinados países, Vietnam uno de ellos, China y alguno más, no son pandemias sino brotes que suelen ser atajados en pocas semanas gracias a los antibióticos de los que dispone la medicina actual.