martes, 15 de julio de 2014

Servicio completo.-Comentarios a un libro

                                                                               
El titulo lo dice todo, su autor Scotty Bowers fue un chapero bisexual bien conocido en el mundillo hollywodense, su historia es cuanto menos curiosa, nacido en 1923 comenzó trabajando en una gasolinera, hasta que un dia llegó un tal Walter Pidgeon, un actor canadiense nacido en 1897 ( queda ya lejos la fecha) y que fue conocido por una obra titulada: Que verde era mi valle..

Pues bien al tal Walter le entró por los ojos Scott y le propuso un asunto sexual, lo que le ofreció es lo que el ganaba en un mes en la gasolinera y aceptó, y ahi comienza su vida de habilidoso sexual, porque en el sexo como en todo hay que tener arte, eso de lo que hacen unas manos lo hacen otras no es cierto.

En seguida se corrió la voz en Hollywood sobre las habilidades del tal Scott, y de ahi a hacerse de oro no hubo trecho.

¿Merece la pena leer el libro? Todo es relativo, yo he leido un extracto, no todo el mamotreco, porque la verdad tampoco me intersa mucho saber como lo hacian fulano o sutano, si eres un mitomano del celuloide de los años 40/50 pues quizás si.. no sé el libro aburre un poco porque va todo de sexo.
 
                                                                                             

                                                           En esta imagen el habilidoso Scott
 
Veamos algunos ejemplos: Se acuerdan de Cole Porter para mi el mejor compositor musical que ha dado Hollywood, su inolvidable Nitgh and Days, su no menos Enithing goes, magnificas composiciones, pues bien a Porter lo que le gustaba era el sexo oral,  Scott fue su amante y confidente.

Otro cliente fue George Cukor ( Historias de Filadelfia) y Catherine Hepburn, esto si ha sido una sorpresa para mi, nunca antes lo había oido, la Hepburn en persona no tenia nada que ver con la linda mujer de la pantalla, tenia el rostro con granos y cicatrices, segun el autor su piel era escamosa como la de un cocodrilo, quien lo diría, en pantalla exhibia una piel de porcelana, era masculina en exceso , la Hepburn pasaba cada noche con una mujer y no repetía nunca  excepto con una tal Barbara y que duró 40 años.-

El celebre idilio entre la Hepburno y Spencer Tracy fue un invento de la productora preocupada que el publico supiera de la homosexualidad de la actriz, en cierta ocasión Scott fue a casa de Spencer a hacer unas chapuzas caseras pues tambien se dedicaba a ello, y se lo encontró borracho, le dijo que estaba hasta el gorro de tener que aguantar el falso romance con la Hepburn a la que nunca habia tocado. Desde luego cada vez que se lee algo sobre -Tracy o la Hepburn sale a relucir el idilio, con una aclaración, Spencer era católico y nunca quiso dejar a su mujer, yo siempre lo creí

Otro cliente suyo fue Sir Lawrence Olivier, quien gustaba de chicos jovenes, si hacemos caso a Scotti el mejor polvo de su vida lo echó con Vivien Leigt ( lo que el viento se llevó).

Gary Grant y Randalph Scott entre otros y como fondo la celebre playa de Malibú que era un autentico ir y venir de sexo.

Algunos eran hetero,, como Howar Hugues..el millonario, pero la chica tenia que ser muy limpia y no tener un solo granito en el rostro.

Otros que salen en el libro son los Duques de Windsor, ambos bi, y el tal Scott fue el encargado de buscarle apaño durante su estancia en USA.

En los años 40 un polvo en Hollywood costaba 20 $, tampoco me parece mucho.

Tambien desfilan James Dean quien no sale bien parado, Montmoguery Clift, Errol Flyn con preferenica por las chicas muy jovenes, Harrold Lloyd ( el que se quedó colgado del reloj) aficionado a las prostitutas.



Ya lo saben si quieren saber como lo hacían las celebrites hollywoodense pues comprensen el libro, pero les aseguro que no hay nada nuevo baja el sol.