martes, 22 de marzo de 2016

Lénine le bonhomme. Curzio Malaparte ( en español)

Antes de entrar en la obra propiamente dicha quizás convenga aclarar quien fue Curzio Malaparte, en España poco conocido.

 Nació en 1898 en la Toscana de padre alemán y madre italiana, su trayectoria personal es controvertida primero se adhirió al partido fascista de Mussolini, se quitó su apellido alemán y se puso uno italiano,  pero termina criticando a Mussolini cosa que este no acepta, en 1931 publica un libro que se titula Tecnica del golpe de estado atacando a Hitler, el libro tiene un éxito enorme en Francia, se instala en Paris donde frecuenta lo mas granado de la sociedad francesa. Fue corresponsal de guerra del Corriere de la Sera y en 1944 publica su obra mas celebre kaput que se convirtió en éxito mundial, falleció en el 57 a consecuencia de un cáncer.

Este esbozo de Lenin que no una biografía nos habla del hombre, de un Ghengis Khan cuyos orígenes se pierden en Asia. La obra se termina en el 29 y se edita por primera vez en el 32, la última edición es del 2003.

El Lenin que nos describe Malaparte es un sujeto malsano desde su juventud, un tipo sombrio,muy normal en los estudios,, hay que decir que es el único que hace esta descripción de su juventud pues hasta sus detractores saben que desde muy joven destacó en los estudios y que era brillante e inteligente, en cuanto a lo de sombrio puede ser, en poco tiempo fallecen su padre y su hermano, dice Malaparte que Lenin nunca hablaba del hermano, por lo que llevo leído creo que tiene razón en este aspecto y posiblemente su muerte no le afectó en la medida que algunos pretenden, pero es entrar en el terreno de la especulación.

Fisicamente lo define con un rostro blanco lleno de pecas y unas manos regordetas, hablaba por los codos en sus años de San Petesburgo, discutía cualquier cosa que hiciera alusión al Capital, detestaba el terrorismo y habla con desdén de la organización terrorista a la que había pertenecido su hermano.

El autor se trasladó en 1929 a Leningrado para recabar información de primera mano de personas que le hubieran conocido, y le presentaron a un antiguo camarada llamado Ivanov, fue el quien se lo describió con 24 años, tímido, reservado, discutidor, no le gustaba la acción directa pero si la controversia, tampoco le gustaba el peligro, intrigante e intransigente,  el autor quería una opinión exenta de prejuicios burgueses, según este Ivanov hicieron de él un monstruo, pues era un hombre normal.

Cuando en 1900 regresó de Siberia comprendió que su sitio no estaba en San Petesburgo lleno de agentes provocadores, de hecho fue detenido y estuvo tres semanas en prisión.

Era austero, avaro y tímido.

Cuando desembarca en 1902 en Londres tenía 32 años y estaba ya calvo,en aquel entonces no tenía barba  pero si mostacho, solía pasear por Trafalgar Square solo o con su esposa, le gustaba observar a los transeúntes, nada escapaba a su curiosidad . En Londres se encontraban los emigrados rusos a los que les gustaba llevar una vida bohemia que no gustaba a Lenin, no era fácil abordarlo, no le gustaba que la gente apareciera por su casa ni que fueran a la biblioteca a buscarlo.

Los años en París con poca actividad revolucionaria, sus paseos en bicicleta unas veces solo otras en compañía de Kroupskaia, el fin de año con sus amigos revolucionarios y cantando a las cuatro de la madrugada por las calles de París, kamenev, Zinoviev y otros miembros del grupo , sus viajes por Francia unas veces por conferencias que daba otras por placer, sus partidas de carta con su suegra, a veces fregaba los platos o hacía algo en la cocina, era inquieto en extremo y no podía estar sin hacer nada.

La vida que llevaba en Lausana similar a la de un funcionario jubilado, Pierre Lafue lo retrata paseando por la plaza del castillo, solía ir a comprar el pan con un cesto paseando por la parte alta de la ciudad, le gustaba subir a la montaña con una mochila y acompañado de su esposa, vivía en un apartamento modesto, abajo había un zapatero, participaba en los trabajos de los socialistas suizos, solía pasar por estados depresivos.

Lenin nunca luchó por la libertad nos dice Malaparte, luchó por otra cosa, luchó por el poder, pero en los primeros momentos fue Trosky quien acaparó la atención de todos, excepto de Stalin y Lenin fue consciente de ello.

Trosky narra el desorden que había en el Instituto Smolny sede del gobierno de los soviet, pero ya en aquellos momentos Vladimir Illich mandaba como un dictador, se gobernaba con un cáos tremendo mientras que el pueblo comenzaba a morir de hambre.

Felix Dzerzinsky (*)fue lo peor de lo peor que pasó por  la Rusia de la revolución, cruel en extremo, Lenin no lo soportaba, experimentaba por él una aversión cuasi física, fue el jefe de la policía política , el creador de la checa, aunque en aquellos momentos se llamaba de otra forma, falleció en 1926, sus sucesores no fueron mejores.

 (*) Dzerzinsky era originario de Polonia aunque los rasgos de su rostro no son polacos sino mas bien kalmukos.

Ya en el Kremlim en 1921 le gustaba ironizar sobre su rol de dictador una nota interesante que no he visto en ninguna otra biografía y que traduzco de forma literal: Despreciaba a Napoleón y a Robespierre “sucios burgueses” decía.

Una noche del año 1923 poco antes de que cayera enfermo, desaparece, comienzan a buscarlo y un guarda del museo del kremlim dijo que  estaba echado sobre la cama de Pedro el Grande, lo admiraba mucho, le llamaba el Zar revolucionario.

En  su despacho del kremlim se relajaba, sus ojos se iluminaban, quería saber todo lo que sucedía hasta en el más mínimo detalle,su despacho era  abovedado y oscuro, solía pasar largas horas en él con el gato sobre la espalda, vivía pobremente con su esposa , la hermana y el servicio domestico, comía sobre la mesa de trabajo un poco de pan con queso y un té, solo se levantaba para ir a visitar una fábrica, un hospital o un club obrero, estaba pálido,había adelgazado mucho, encorvado y a veces con fiebre,  le gustaba acudir en ayuda de algún camarada en mala situación.

En Mayo de 1922 se lo encontraron con la cabeza sobre el despacho, fue el primer ataque de hemiplejia , lo dejó paralizado del lado  derecho y sin habla, pero en Octubre de 1922 y para asombro de todos retomó su  trabajo, intentaba escribir con la mano izquierda pues la derecha estaba muerta, solo se escuchaba el ron ron de gato hecho un ovillo sobre sus piernas, pero el 13 de Noviembre de ese mismo año consigue volver a hablar y da un discurso en el IV congreso de la III internacional, pero cuando se baja de la tribuna se desmaya, lo llevan a Gorky y en Mayo de 1923 sufre  un nuevo ataque, pasaba la jornada en un banco del jardín con su gato sobre las rodillas, en el Otoño pescaba a veces sobre un estanque, otras lo llevaban en coche a dar un paseo por el bosque, un día  subió a Moscu  a su despacho del Kremlim, el invierno lo pasó en Gorky  y el 21 de Enero de 1924 le dio el último ataque.

El autor no habla sobre su supuesta sífilis.

En mi visita a Moscu dice Malaparte  visité el Mausoleo y le pregunté al guardián porqué lo habían momificado, su respuesta fue : No creemos en la inmortalidad del alma