jueves, 13 de julio de 2017

¿Como son los espías del CESID? Fernando Rueda y Elena Pradas


Este es un libro para curiosos,como es mi caso.Algunos creen que tan solo enseñan las grandes obras de la literatura, y están equivocados,donde menos te lo esperas, aprendes algo. 

Yo he leído y bastante sobre el KGB y los espías de Stalin,también sobre el Mossad, así como el libro El espía que llegó de Israel,casi todos me gustaron, y casi todos están resumidos en este blog.

Sobre el CESID, la casa como le llaman , tan solo he leído el libro de Pilar Urbano, pero este, a diferencia de otros habla de como actúan y se cuentan varios casos.

Comienza el libro narrando como unos agentes españoles entran en la residencia de un embajador y cambian la mesa de despacho, por una exactamente igual, pero le han metido un micrófono de forma imperceptible, también quitan el papel pintado y le meten otro micrófono, y algunos dirán ¿ y esto es interesante? para todo el mundo no, para los que solo leen a Garcia Marquez y Vargas Llosa posiblemente no, para mi si, y estoy disfrutando con la lectura. ¿Y que pasó con el carpintero? resultó que metió la mano en la caja y comenzó a dar problemas, un buen día cogió un vehículo, el mas viejo y tuvo un "fatídico" accidente. Mucho se ha hablado de los métodos del KGB, pero en ningún servicio secreto del mundo son ángeles.

J.R, un agente, intentó averiguar la trama golpista e intentaron matarlo,el agente quería saber realmente lo que sucedió, intentaron matarlo de todas las formas posibles, pero no lo consiguieron. 
       Cuando Javier Calderón llegó a la dirección, J.R fue despedido, este hombre a día de hoy (1996) no ha hablado.Lo que prima en valores absolutos es el interés del estado.Los autores aprovechan para decir que dentro del KGB y la STASSI había un departamento de sangre, mientras que la CIA negaba tal cosa dentro de su casa, ya sabemos que en las democracias occidentales,hay un estado de derecho, pero lo cierto es que nunca se sabe cuando le puede tocar a un agente, nunca existirán pruebas de lo acaecido. Si los agentes del KGB cuando son expulsados lo pierden todo, en España es igual, solo que otro nivel, denuncias inexistentes y todo tipo de tretas.

     La entrada en la embajada Libia,en la Colonia el Viso, utilizando a prostitutas,que fueron las encargadas de sacar el molde de las llaves. ( esto me llama la atención, que no tengan agentes femeninas especializadas como en otros países, y tengan que utilizar a prostitutas)también es narrada.

    Vienen distintos casos, como lo acaecido en el Salvador, por un agente de nombre Vicente P.L y su esposa blanca que apoyaron a la extrema derecha de aquel país y que parecían actuar al margen de los intereses de España ¿ o quizás no?.

El libro está plagado de anécdotas e historias reales que lo hacen muy ameno, como el del diplomático ruso y Fernando de las Heras ( hay que conocerlos,detrás de esa mascara de dureza se esconden tipos geniales y no nos diferencian tantas cosas).¿ Que fue de Viatcheslav? me ha caído bien sin conocerlo. 

Se puede encontrar en algunas bibliotecas como la de Alicante.