lunes, 15 de enero de 2018

El Rey ante el espejo. Comentarios

Lo primero que quiero aclarar es que esto no es ni un resumen ni una reseña literaria puesto que no he leído el libro; me hago eco de una entrevista que he leído y de ahí sale este "comentario", pero espero leerlo,como ya hice con el anterior y con otros libros escritos sobre la familia real, algunos bastante críticos.
   La familia real ha estado sobre dimensionada por más de 30 años, hasta el día de Botswana. Que el Rey tenga titulo universitario es algo que a todos nos complace, que tenga una esposa lista y culta también, ya pasaron los años de las esposas abnegadas que solo servían para traer retoños, pero como dice la autora se ha tratado a la consorte con algodones, el hermetismo en torno a la figura de ella está exagerado. 
   Comenta también que no hay una corte o lo que se entiende por tal, su padre tampoco la tuvo, pero es que las cortes han ido evolucionando a lo largo de los siglos, su padre no quiso de los nobles pero si del empresariado rico, los Cortinas y otros personajes.
   Hay facetas que desconocíamos de Felipe como que es que menos intuitivo que el padre, todos sabemos que la intuición es un bien preciado,pero también es de valorar que sea más austero que el padre, que no guste de la caza, que haya encontrado el amor, aunque este amor sea también controvertido. Por el libro desfilan personajes "curiosos" Ignacio del Burgo, todo un Don Juan del Siglo XXI, D.Iñaqui un filibustero moderno que supo abordar buques con "arte",, toda una corte la de los Borbón.
   Sobre ella dicen que toma nota y no olvida, eso si lo sabía porque lo han dicho hasta la saciedad y no creo que sea un bulo. El Rey no puede ser de izquierda porque las monarquías no lo son, su clientela es otra, pero de ahi a llamarlo Rey de Bastos va un trecho, por parte de la derecha el calificativo es otro, El hombre en manos de su mujer, casi apuesto más por esto último.De Cataluña el Rey no puede esperar gran cosa, y de los vascos tampoco.De lo que no cabe duda es que entre el padre y el hijo hay un abismo.
  Dicen en una crónica del Mundo que también habla de libro, que el Rey está prematuramente envejecido y con patas de gallo, yo no lo veo así, está mejor que hace unos años, con aspecto de señor que está forjándose, con cierto porte tipo actor de Hollywood.La crónica del Mundo lo califica de hombre frío evitando decisiones en calientente, a mi me parece un acierto, porque de decisiones en caliente muchos nos hemos arrepentido, al parecer su abuelo Pablo era asi, menos mal que salió al abuelo materno.
  De Corina prefiero no opinar vaya que me ponga a mi también una querella por decir lo que pienso. Pero si comentar que es el típico comportamiento del triunfador, que además de caché social tiene dinero para reírse del mundo, se sabe amada y elegida por los dioses que tan caprichosos son. La autora ha dicho en un programa de Tv sobre la "Princesa"alemana algo que resulta difícil de creer, las fuentes a veces no es que no sean fidedignas sino que los apegos palaciegos de ciertos funcionarios o corre ve y dile son capaces de echar más basura de la ya existente, la culpa no fue toda de la rubia, quien por cierto no es santo de mi devoción, pero de de ahi a culparla de todo va un trecho; la información que le llega es la siguiente: Cuando el accidente de Botswana, un avión recogió al Rey y en él venía también la princesa y según la fuente de la autora, Corina quiso que el avión la dejara primero a ella en Suiza y luego volviera a Madrid,, ¿Que quieren que les diga? no pongo en duda la información que le llegó a la autora, pero si que la fuente fuera seria.
   
     Y lo dicho, leeré el libro.

  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una lealtad real. Manuel Prado y Colón de Carvajal.

Salen a la luz las memorias de Manuel Prado y Colón de Carvajal. Pidió a la editorial que esperara a su fallecimiento para publicarlas, ...