viernes, 1 de junio de 2018

Jessa Crispin: Porqué no soy feminista.Un manifiesto feminista.


Jessa Crispin es una autora polémica y a mi la gente polémica me gusta , eso no significa que esté de acuerdo en todo, pero si en muchos aspectos, su libro: Porqué no soy feminista, está levantado ampollas. Ser feminista no consiste en llevar camisetas con esloganes, yo nunca me las pondría y dice que es una revolución superficial, hasta aquí estoy de acuero.Lo mismo está en contra de Beyonce  que de Hilary Clinton, una porque exalta un cuerpo anteponiendo éste a cualquier otra cosa, aunque cante bien y tenga familia, la exhibición constante de la belleza genera cabreo en muchas mujeres que no tienen esos cuerpazos, la segunda porque perpetúa según Jessa el liderazgo tóxico masculino, bueno yo en esto último no estoy de acuerdo, aunque nunca entendí que siguiera con el marido después del bochorno mundial que sufrió, este tipo de actitudes desde luego no son feministas, no se puede abanderar una cosa y hacer otra (este comentario es mio no de la autora).

La autora se hizo una pregunta que yo también me hice.¿Que sucedería si fuera un poco nómada cambiando de residencia, cuando lo quisiera? una vagabunda con casa, dice Jesse, yo lo he experimentado y no me ha ido mal, pero siempre no es posible hacer eso, hay que estar sola, si tienes familia detrás es más complejo, España no es Estados Unidos, donde cambias de residencia con facilidad porque hay puestos de trabajo, aquí la gente coge el puesto y el piso y tiene que ser para toda la vida, no lo critico, lo entiendo, yo hablo de otras posibilidades que no son para todo el mundo y en eso coincido con la autora. La gente la llama excéntrica, sé lo que es, si no vives acorde a unas normas, eres un bicho raro.

Hay un tema interesante que aborda, las mujeres maltratadoras, hay hombres que les tienen miedo a las mujeres, es un maltrato verbal, no de palo en mano, y eso el feminismo no lo toca.

Yo siempre he tenido un concepto del feminismo a caballo entre lo que propugna Jessa y el folklore callejero de camisetas , detesto esas manifestaciones, porque creo que  lo que luego se  vive en el hogar es otra historia.

En la derecha puede haber mujeres feministas, porque el feminismo es algo que va más allá de una manifestación, lo rancio no va conmigo, ni el puritanismo, osea que no estoy defendiendo esas posiciones, pero estando en Sevilla conocí a un par de personas con las que tenía amistad, votantes de un partido de derecha, ahora caído a menos, y no permitían que sus maridos decidieran por ellas en nada, viajaban solas, sus maridos les ayudaban en casa, en la limpieza, con los niños, y si no fuera porque la decoración de sus casas cantaba, hubiera pensado que eran feministas radicales, un día hablando con una de ellas le dije que estaba maravillada de ver al marido ocupándose de los niños, llevándolos al parque mientras ella estaba con sus amigas, su respuesta fue clara y contundente: Yo no permito que él decida por mi en nada y los hijos es cosa de dos.

Un tema que la autora aborda y que creo que sería materia de otro libro, el chismorreo en ciudades pequeñas, socavar la reputación de alguien, contando cosas que a veces no son ciertas, dice Jessa y ella no vive en España, osea que no es asunto patrio: en mi pueblo el chismorreo y tirar por tierra la reputación de alguien ha funcionado siempre bien.Ella defiende a Gary Oldman, a raíz de ganar el Oscar comenzaron los comentarios sobre violencia domestica, claro yo pregunto también y eso que creo que son ciertos, porque nadie acusa de violencia domestica por gusto, pero insisto ¿ porque no salió este asunto antes?La envidia no solo es un problema patrio,cuando hablo de problemas patrio me refiero a la España de las autonomías, sino general, en cierta ocasión leí sobre la vida de las grandes estrellas de Hollywood, y la envidia campaba a sus anchas, si tu deseas un papel, no te lo dan y luego el que lo hizo se lleva el Oscar, eso se queda enquistado y en cualquier momento puede salir a relucir algo que tu sabías y habías callado, homosexualidad, malos tratos y un largo etc, a Winona Ryder le sacaron el robo en un supermercado, es como si algunos tuvieran un papelito lleno de odio metido en una caja, esperando el momento de sacarlo y puede ser por cualquier motivo.

Otro tema abordado es al prostitución, y reconoce que suele estar en manos de hombres  que se aprovechan de la vulnerabilidad de las mujeres y dice que el oficio por si mismo no es ninguna tragedia, yo apostillaría, si los haces porque quieres ganar mucho dinero y de forma libre.

La obra de Jessa Crispin es polémica porque no contenta ni a unos ni a otros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los niños de la guerra.Memorandum.

    Los niños de la guerra fue un tema poco conocido en España hasta mediados de los 90 cuando algunos historiadores comienzan a interes...