jueves, 7 de abril de 2016

Vladimir Nabokov.- Biografia y cartas


Nabokov está considerado como uno de los mejores escritores del S XX, pertenecía a una familia aristocrática progresista  que huyó de Rusia tras la revolución, la familia primero y Vladimir después vivieron en distintas ciudades, Londres, Praga, Paris, varias ciudades italianas y  americanas país donde llega en 1941 eran auténticos nómadas, en la Universidad de Cornell ocupó una catedra de literatura rusa, la obra de Nobokov es variada y rica pero la fama le llegó con Lolita, que sería llevada al cine.

Nació en S.Petesburgo en 1899, en 1923 conoce a Vera, de origen judío en un baile benéfico organizado por exiliados rusos, con la que contrajo matrimonio en 1925 en Berlín, en 1926 publica su primera novela Mashenka, cuando llevaba 14 años de casado se enamora de Irina Guadanini manteniendo una relación extraconyugal con ella, finalmente le confiesa la aventura y Vera le obliga a elegir, quedándose con ella, pero antes de contraer matrimonio con Vera el escritor estuvo comprometido con Svetlana Siewert, la familia consideraba que la diferencia de edad era grande ella 17 él 23, lo cual resulta extraño, el motivo parecía más bien económico, un poeta ofrecía poco futuro, cuando la conoció le hizo versos y  cuando rompió también.

En 1955 se publica Lolita, siendo un éxito fulminante, Nabokov falleció en 1977 en un hospital de Lausana tras dos años de enfermedad, su esposa vivió hasta 1991, falleció en Vevey.
                                                                                                                             Irina Guadanini

A pesar de la aventura del escritor algo ya casi obligado entre los rusos, el matrimonio fue longevo y pocas imágenes resumen tan a la perfección el amor conyugal.

El escritor le compuso el primer poema a Vera en 1923 después de haber pasado unas horas con ella, y en 1976 dedicó a Vera su último libro : tu y yo somos complemente especiales, existen maravillas que solo los dos conocemos, aunque el pinta su matrimonio como idílico hubo nubarrones .

El padre de Vladimir era editor y había fundado un periódico en Berlín, ciudad que en 1920 se había convertido en un imán para el exilio ruso, sus primeros   versos ya despertaban la admiración entre sus coetáneos, no solo se limitó a la poesía y la narrativa también hizo teatro, ensayo y entrevistas.

Vera no solo fue esposa, sino mecanógrafa, correctora y chofer, pasó a formar parte de la leyenda de Nabokov, ambos eran grandes amantes de los animales.
En esta obra titulada Cartas a Vera se exhibe la correspondencia conyugal lo cual puede resultar perturbador, estas cartas son memorables de principio a fin, juguetonas, románticas, a veces hila una alfombra mágica y es  que en un escritor de su talla una carta puede convertirse en poesía y  prosa literaria.

Cuando se dirige a Vera la llama dushenka diminutivo de alma , lo de Nabokov era pasión epistolar, te amo mi vida, mi vuelo, perrita son algunas de las expresiones a las que se dirige a ella, ya en Estados Unidos  la transición al inglés le abrió nuevas posibilidades léxicas, la pareja por motivos que no me quedan claros  vivió mucho tiempo separada, hay más de 800 cartas, se puede decir que fue un amor en la distancia.
El matrimonio en edad madura

Estas cartas que fueron escritas en la primera década del S XX resultan excesivas  para una mentalidad del S XXI que utiliza internet y donde puedes estar en contacto en cuestión de minutos, frases como eres mi dicha, mi felicidad de oro, mi torbellino interior ¿ se siguen empleando hoy? Puede haber escritores que en momentos de soledad y melancolía escriban algo así. Entonces además se escribía con tinta con lo cual la escritura era lenta, recuerdo que la tinta china se utilizó en las escuelas hasta finales de los 60 que se popularizó el bolígrafo .

Leer toda la correspondencia puede resultar algo pesado. Nabokov vivió por y para la literatura y Vera tuvo un papel fundamental en su vida, lo de esta pareja fue un encuentro programado desde el cielo, si hubiera dado con otra mujer la relación no hubiera podido ir mas allá de un par de años, pues estuvieron mucho tiempo separados, pero si  hubo una unión invisible via correspondencia.