sábado, 17 de junio de 2017

La mujer en el P.Comunista de Rumania.



Resumen de un informe de Luciana Mariora. Traducido del francés-

Política Demográfica.-
Según la propaganda comunista ser una mujer activa dentro del partido no excluía su calidad como madre o esposa (*).Se hacía incapié en la mujer trabajadora, pero a partir de 1960 esto cambia, se prohibe el aborto y la mujer es ante todo madre; el aborto hasta entonces estaba permitido, pero las parejas rumanas no querían más de dos hijos y no había medios contraceptivos, lo que hizo que hubiera abortos clandestinos.

Había una política demográfica y el estado iba a vigilar que se cumpliera,en otras palabras estaban sometidas a vigilancia.Una vez que se sabía que una mujer estaba embarazada se la hacía un seguimiento hasta el nacimiento.Los seguimientos se hacían en las empresas y tenían que hacer unos informes muy rigurosos sobre los analísis efectuados a las trabajadoras.Sobre las que se quedaban embarazadas sin estar casadas y decidían tener el bebe se contaban historias de Happy End.

La familia célula de la sociedad-
Las juventudes comunistas comenzaban desde muy jóvenes a incentivar a la gente para que contrajeran matrimonio, se organizaban cursos para jóvenes casaderas, donde les daban clases sobre su rol como madres y esposas, pero los roles estaban bien determinados, en cuanto a lo que debía hacer ella y él.Si la pareja no se entendía y querían divorciarse, se organizaban debates en los centros de trabajo,y todo el mundo tenía que apoyarlo para que no se divorciaran, porque en opinión de las dirigentes, querían divorciarse por menudencias.La principal preocupación del estado comunista rumano era evitar la disolución de la familia.Las tasas para divorciarse eran prohibitivas.El estado consiguió reducir la mortalidad infantil, poniendo el país al mismo nivel que Noruega. Pero tanta natalidad tuvo un efecto negativo y comenzaron a abandonar niños en hospitales, los centros según el informe estaban bien abastecidos, pero no todo fue como previsto por el régimen, poco a poco los orfanatos se fueron deteriorando.

La revista Femina (**) lanzó una pregunta: ¿Pueden dirigir las mujeres? si a condición de mejorar su cualificación y promovidas por decisión política; en la industria textil no había problemas para estos ascensos.

Las mujeres bajo el régimen comunista siguieron siendo unas esclavas del marido; los programas igualitarios eran meros discursos. La mujeres en las fabricas se convirtieron en máquinas de productividad, olvidando cualquier otra consideración. Apartir de los 80 un porcentaje alto de mujeres se dedicaba a la cria de aves (***) y gusanos de seda. 

Estaban obligadas a participar en las comisiones festivas.El 8 de Marzo era un día importantisimo, movilizaciones por la paz, contra el fascismo, era el día de las madres.
* En mi opinión se pueden compaginar ambos aspectos.

** Traducción aproximativa de una palabra rumana.

***.En 2015 en Rumanía la cantidad de personas que tenían gallinas ponedoras era algo que depasaba los limites de lo imaginable, hasta tal punto que los huevos no estaban comercializados, y si se quería comprar huevos en tiendas o supermercados costaban 0,50 C cada uno.

Quien quiera ampliar más puede verlo aquí.
https://tel.archives-ouvertes.fr/tel-00811989/document