viernes, 22 de abril de 2016

El Museo de la Inocencia.- Orham Pamuk.

El Museo de la inocencia.- Resumen y comentarios.

Una historia de amor a la turca, un joven comprometido y a poco meses de contraer matrimonio  conoce a una prima lejana de la que se enamora perdidamente  en un país donde la tradición pesa mucho y donde existe el prototipo de esposa ideal en base a unos cánones ya establecidos socialmente, no solo sucede en Turquía pero aquí la tradición pesa más.

Fasun era una pariente lejana de la que Kemal apenas sabía,  un mes antes de prometerse la conoce de forma casual y se enamora perdidamente  , aquel día Kemal entró para comprarle  un regalo a su prometida y  la vendedora era Fasun, desde que la vio se enamoró.

Estamos en la Turquía de 1975 donde la mujer comienza a liberase. Kamal mantenía relaciones íntimas con Fasun y con su prometida Sibil, a Kamal le inquietaba que su novia hubiera accedido a acostarse con él, decía que se había desnudado de forma desinhibida.

A los padres de Kamal no les interesaba la religión, apostaban por la laicidad y él se crió en ese ambiente.

Fasun atraía las miradas de los hombres desde la edad de 13 años, tenía todo un ejercito de enamorados, eran tiempos de casamenteras y la madre de Fasun había ido sin que ella lo supiera a una, el pretendiente elegido debía tener 50 años, gordo y bigotudo, otro de los enamorados de Fasun era un hombre guapo, rico y por supuesto casado, casualmente Kamal lo conocía y eso motivo celos en él. Las agresiones sexuales a menores eran una norma.

En aquellos años si una joven era seducida y perdía la virginidad el padre podía llevar al seductor ante los tribunales y la prensa seguía los litigios en plan folletín, también salían en la prensa las adulteras, las mujeres violadas y las prostitutas cuando había redada, aunque se les ponía una franja negra en los ojos.

Las películas turcas hablaban de jóvenes que fueron a un baile le echaron un somnífero en la bebida y perdieron la virginidad, era como una advertencia de que no debían ir a bailar, en la prensa aparecían historias como la de un joven que se vio obligado a cortar con su  novia porque le gustaba mucho acostarse con él.

La fiesta de compromiso de Kamal y su prometida Sibel se iba a celebrar en el Hilton, iba a ser multitudinaria, a la fiesta asistió Fasun y días después cuando fue a verla Fasun había desaparecido, sus padres estaban enterados del asunto y Fasun fue enviada bien lejos, la vida de Kemal se amargó y  se tornó un infierno.

Las 619 paginas de la obra están dedicadas a Fasun, el protagonista la recuerda en cada capitulo, es un amor obsesivo que no consigue olvidar con el trascurso de los años, es cierto que hay personas que dejan huella aunque se vuelva a amar a otra persona, recuerdo un caso de un conocido que un dia estando en Sevilla llegó a casa para hacer un arreglo y de pronto me pregunto si yo conocía a XXX, le dije que no, y me insistió ¿ no sabes de nadie que la conozca? No, le pregunté el motivo y me dijo que fueron amigos en los 60 y que cuando el se trasladó a Sevilla aquella amistad terminó pero nunca la olvidó y le hubiera gustado saber que fue de ella,habían transcurrido 40 años.

Detrás de esta historia de amor hay todo un repaso a la sociedad turca de los 70 y a la vida en Estambl, regida por códigos y con complejo de inferioridad en las mujeres que querían parecerse a toda costa a las europeas, tiñéndose de rubias e imitándolas en todo.

Notas finales: Kemal Basmaçi protagonista de esta historia y fundador del Museo falleció en 2007 a la edad de 62 años, a su funeral en la Mezquita Tevikiye, asistió mucha gente entre ellos las madre de Fasun, poco antes de morir kemal se encontró con un amigo, Orhan Bey  y este le  dio una foto, pongala en el Museo, Kemal quiso que todo el mundo supiera que fue feliz. Fasun falleció en un accidente de coche cuando Kemal conducía, su amor se retomó y fueron felices.


                                             Orham Pamuk fue premio Nobel de literatura en 2006.