jueves, 22 de mayo de 2014

Paul Bowles y Marruecos



Paul Bowles es uno de esos personajes excéntricos, cultos y que gusta a la gente guapa.  

El Bowles del que yo os quiero hablar es del escritor metido en las entrañas de Marruecos, yo de Bowles supe como tanta gente a raíz de su celebérrima novela el Cielo Protector, que posteriormente seria llevada al cine.





Bowles llega a Marruecos a finales de los 40 y se instala en Tánger, ciudad donde residiría hasta su fallecimiento en  1999, lo hace  por recomendación de su agente literario, padecía una sequía y no conseguía escribir nada, aíi como  una crisis matrimonial

Bowles  viaja por todo el país. Su llegada a la ciudad Fés   fue celebrada con entusiasmo por los intelectuales marroquíes allí residentes, a mi me llega una historia sobre Bowles, de la que años mas tarde un periodista español también se haría eco.

Cuando Bowles se reúne con los intelectuales les comenta del mal momento que está pasando y que no tiene forma de escribir, es entonces cuando le proponen probar una droga, desconocida para la mayoría, pues  no es producto que se encuentre en el mercado ya que requiere de cierta preparación, algo así como el hongo Mescalito mexicano, según me explicaron, esta droga tiene la facultad de reactivar la parte del cerebro donde se produce la creatividad, pero tiene el inconveniente de que engancha desde la primera toma, Bowles aceptó el reto, y desde esa misma noche comenzó a escribir, cuando tuvo la novela terminada se la mandó a su editor en N.York, sobre cuando termina la novela hay discrepancias, según Wikkipedia fue el 47 a mi me dijeron gente que lo conoció que fue muchos mas tarde.

La casa de Bowles en Tanger era el lugar de reunión de intelectuales, artistas, musicos... todo aquel que se preciara de ser alguien en el mundillo de la movida intelectual aterrizaba en casa de Bowles, por alli llegó también uno de los  hijos de una aristócrata muy conocida en España ( la Duquesa de Feria) .

Pero Bowles quedó tan enganchado a la droga que a finales de los 90 era una piltrafa humana, vivia casi tirado en el suelo, acompañado por una mujer marroqui de la que se habia enamorado , su esposa habia fallecido años antes.

Hoy de Bowles no se habla mucho, pero siempre se le recordará por el Cielo Protector