jueves, 22 de mayo de 2014

Farah Diva, comentarios a su autobiografia

Leer biografias siempre  me ha parecido interesante, es una forma de cotilleo a lo fino, la gente cuenta lo que mas o menos le interesa y el lector juzga. No todas las biografías son iguales, según quien las cuente, cuando son memorias suelen ser muy selectivas en cuanto a datos, si quien  narra es un enemigo tampoco hay que fiarse mucho de lo que cuente.

En este caso son las memorias de Farah Diva, ex emperatriz de Irán.

  Farah vivió un cuento de hadas como tantas otras princesas, en las que un buen día el soberano dice : Eres la elegida ¿ quien se resiste? El Sha no estaba mal, en comparación con otros reyes de la época, algunos estaban para salir corriendo, pero no era el caso del soberano iraní.
 
Cuenta algunas cosas curiosas, una de ellas me ha llamado la atención y la reproduzco, dice que cuando tenia 6 años le picó una mosca que hay all en la mano y que produce unas pupas que dejan cicatrices, la madre alarmada la llevo al medico,y le dijo: Doctor a la niña no le puede quedar ninguna cicatriz vaya que algún día tengan que besarle la mano. Farah olvidó muchas cosas, pero nunca este comentario , que fue un presagio
 
También habla de la leyes de su país, por lo menos en aquellos tiempos, no se si habrán cambiado o quizás empeorado, pero por aquel entonces la mujer iraní no podía viajar sin el permiso del marido, eso sin hablar de los repudios en cuanto alcanzaban cierta edad, se podían encontrar de la noche a la mañana con una carta donde decía que había sido repudiada, dice Farah que ella hablaba de esto a su marido, pero que no se podía violentar mucho a los religiosos, el analfabetismo era atroz.

La vida que llevó fue de lujo, compras en París y pases de modelos para ella en exclusiva, Irán en aquellos años era un país inmensamente rico gracias al petroleo que explotaba una Cia americana, sinembargo no habla de felicidad junto al que fuera su esposo, las memorias no me han parecido mal, pues no se limita a contar su vida con él, sino que habla de un Irán desconocido para muchos, toca algo la historia del país, también habla con mucho respeto de Soraya. Me parece sincera en la medida que pueda serlo.De vez en cuando se daba un baño de multitudes, el Sha la hacía salir en un descapotable acompañada por la seguridad y el pueblo esperaba a pide de barandilla para saludarla,la gente le entregaba a veces papelitos con peticiones. Todo lo que deseaba lo tenía.
Una Nefertitis Iraní
 Leyendo el libro no me cabe duda que la emperatriz hizo lo  que pudo o la dejaron, pero si comparamos sus memorias con la de Soraya que también leí hace ya  unos años, hay un abismo, Soraya fue superflua en todo, vivió una historia de amor pero pasando de todos, recuerdo que contaba que cuando se dirigía a casa de sus padres en su vehículo todo el tráfico de Teherán quedaba paralizado, iban escoltándola varios motoristas, en fin todo muy peliculero
 
Volviendo a Farah, cuando conoció al Sha era estudiante de arquitectura en París, y el Sha hacía poco que se había divorciado de Soraya que no le dio ningún hijo, anteriormente había estado casado con una hermana del Rey Faruk de Egipto con quien tuvo una niña, el matrimonio duró unos años pero ella no volvió a engendrar y la repudió, la niña quedó a cargo del padre y ella volvió a Egipto.

La forma de buscar pareja de Reza Pahlevi era mediante foto, pedía fotos de chicas jóvenes “casaderas” hablamos de 17/18, y por ahí comienza la criba, así eligió a Soraya, que tenia 15 cuando se conocieron, aunque no se casó hasta los 17.-En el caso de Soraya parece que si hubo mucho amor por ambas partes.
 
La vida del Iran de aquellos años era de mucha miseria y muchos pozos petrolíferos, según Farah se hicieron muchas cosas en beneficio del país, y ella hizo mucho por los mas desfavorecidos, no lo dudo, pero cuando la familia imperial tuvo que abandonar el país con la llegada del Ayatollah tenían dinero suficiente como para vivir el resto de sus días toda la familia, claro que si me apuran no son los únicos, si nos ponemos a ver ,incluso  por estos mundos de Dios el panorama es similar, dame pan y llama me tonto. Pero al final ni el más tonto lo es.

Los fastos de la coronación costaron millones, entonces el Sha contaba con el beneplácito de USA y Francia, países ambos aliados, el país producía millones de barriles diarios, eran días de vino y rosas.
Generalmente las mujeres tienden a tapar a los maridos, son poca criticas con ellos, y Farah no escapa a la regla, todo estaba justificado.
 
No sé si es ingenuidad  pero resulta curioso el comentario que hace en un capítulo cuando dice que el Sha se tiraba hasta un mes eskiando en Suiza, cuando no  al norte de Teheran, sus viajes a USA, Paris etc, y por otro dice que no entiende que los estudiantes se aliaran con los Mollahs por la "corrupción"el entrecomillado es de ella, de la corrupción habla en varias ocasiones y la culpa era del presidente de turno, la policía política Savak represaliaba con mano de hierro , el país carecía de un mínimo de libertad, y hay una frase también llamativa.
 
Cuando se originó la revuelta  Reza le dijo: El cinismo de los agitadores no tiene limites, han sacado cadáveres de sus tumbas, y los han esparcido por la ciudad para decir que es la policía política…No sabemos si Farah que era una mujer inteligente se lo creyó.
 
La revolución  iraní comenzó con la revuelta de los panaderos(pero de este tema ella no habla) la harina cada vez costaba mas cara, y los iraníes comen mucho pan, y todo esto mientras Teheran se llenaba de tiendas de lujo, y se hacían festivales como el de Chiraz donde la mayoría del pueblo no podía asistir, al festival de Chiraz venían personajes como Maurice Bejart,todo esto costaba un riñón, pero Farah no entiende que hasta los comerciantes del Bazar se unieran a la revuelta.-
 
De todas formas el caso de Farah esposa  también de un dictador no es un caso único, sucedió con Franco, sucede con Castro, con Pinochet, con el Assad, parece que estas mujeres están hechas de una pasta especial, ajenas a todo sufrimiento humano y justificando siempre las acciones de sus respectivos maridos, todo es por el “bien del pueblo” mientras ellas viven en la abundancia, en algunos casos y en el lujo en otros

 Farah tiene un rostro dulce, y una mirada risueña si la comparamos con Soraya, que incluso desde muy joven y antes de ser repudiada había dureza en su mirada.-
                                                     
Los dos hijos mas pequeños de Farah, ambos se suicidaron, Leila en 2001, su hermano años después. Era los dos hijos mas guapos de la familia Pahlevi.
   
 
Del Sha también leí una biografía o una hagiografía no recuerdo ahora bien, pues hace ya bastante tiempo.